martes, 30 de diciembre de 2008

Detrás del mostrador.

Esperando sobre líneas incongruentes
Encuentro que sigo apartado del verdadero significado
De la palabra libertad,
Postrado en un instante, en una mirada
Que tal vez nunca llegará,

Esperando una llamada inesperada e irreverente
Que de un giro de 360 grados
A la monotonía del aparador que se encuentra
Frente a mí,
Anclado sobre los rayos del sol de un domingo azul miro pasar
El suspiro del viento con tu aroma en su piel,

Esperando caigo,
Y caigo,
Y caigo,
Y sigo cayendo

En la espesa e incierta
Sobriedad de la letanía angustiante
Que somete a mi corazón a creer que la paz
Que tanto anhelo tal vez no llegará,

Esperando mantengo mi mente ocupada,
Viviendo en una realidad alterna,
Escapando de la amargura que me produce
Estar perdido en el vértice de una pendiente que me arrastra
Hacía la autodestrucción,

Fluyendo inertemente en un río que despierta
Mis fantasías de antaño,
Olvidándome del pasado, renaciendo con fuerza
Dentro de una superación que me lleve por fin a encontrarte,
Más allá del tiempo que me tome
Enfrentar el riesgo de evolucionar para siempre
Mi persona,

Más allá de una determinación que haga
Cimbrar mi nombre con carácter
Sobre las paredes maltrechas de la sociedad
Que me asfixia a cada instante.
Dejando que mi corazón muera lentamente para volverse duro
Y deje de sentir
Debilidad.

Entendiendo de la manera menos gentil
Que la nobleza a veces no es un arte,
Rompiendo y dejando salir por fin de lo más profundo
La exasperación de mi verdadero ser que clama respirar por vez primera
Fuera de mi pecho,
Esperando una oportunidad sorprendentemente
Ungida y urgida de no llegar a ser
Por siempre solo el amigo
Que provea de seguridad tus anhelos, tus sueños;
Y tu vanidad,

Saliendo al mismo tiempo de esta cárcel
Que corta de tajo mi libre albedrío
Para no mantenerme esclavo a la coquetería tus encantos,
Para dejar de ser seducido y abducido por el desquiciante pensamiento de
Tener el sabor de tus labios
En los míos.

De tener tu piel perfectamente suave,
De mantener tu aliento eternamente calido
Cerca del mío.

Ojalá esta noche se acabara tu magia,
Ojalá que la lluvia borrara tus huellas de mi camino
Para siempre.

Ojalá pudiera olvidar tu mirada,
Para gritarte desde aquí que no me importa lo que pasa con tu vida fuera de aquí,
Para tratar inútilmente de probarte
Que mi semblante no se ilumina cuando escucho hablar de ti;
Y seguir fingiendo cuando me sonrías
Y te mire pasar tan cerca de mí
Día tras día.

Tal vez jamás serás mía,
Quizás en tus planes no estoy contemplado,
Pero no me cansaré de tratar de mostrarte
Que lo que realmente importa está concentrado
En mi interior.

Sigue tu camino si quieres,
Con el tiempo se aprende que la diferencia entre lo mejor
Y lo peor que puede pasarte en la vida
Está petrificado en un instante,
En una fracción de segundo
Que se convierte inesperadamente en una oportunidad,
En un vaivén trepidante
Que te arrastra violentamente (de una forma u otra) hacia
La trascendencia de la misma existencia,

Hacia una explosión inexorable de lo finito
Y lo infinito,
Que se pierde paulatinamente en el horizonte lejano de
Tus ojos al anochecer;
Y de esta pasión angustiante

Que siempre, siempre,
Paralela, inocente e irremediablemente
Seguirá junto a ti...
Detrás del mostrador.

lunes, 29 de diciembre de 2008

Silencio a media luz.

Silencio a media luz.
Afuera el canto de los pájaros y el sonido del tráfico amenaza con aumentar.
Tú al lado mío revolviéndote en medio de la cama. Tu cabello enmarañado bruñe con los primeros rayos de sol.
Acaricio tu mejilla, tu cabello; Te abrazo y tú más dormida que despierta sonríes y me das los buenos días.
Todo comenzó en la terraza de un restaurante tomando café al anochecer.
Nosotros platicando- fumando-riendo y yo temblando de frío.
Caminamos por el boulevard hacía aquel bar en el que nos adentramos en una efervescente plática enfrascada en conocernos un poco. Contentos hablamos y yo destapando mi persona haciéndote reír a más no poder. Pareciera que nos conocemos de mucho tiempo y seguimos Haciendo divertida la velada.
Cuan diferentes somos, nos separa un inmenso abismo pero la pequeña línea que nos toca es irremediablemente irresistible. En este momento no existe nada más. Qué alegría me invade al bailar tan lleno de energía.
Eres tú una de las personas más complicadas que he conocido y la extraña más dulce que jamás encontré. No sé como expresar el sentimiento inexorable en el que estuve sumergido todo el tiempo, cayendo trépidamente en una algarabía tan inexplicable que me sumerge aún en el olor de tu cabello, en el calor de tu abrazo y tu voz que me transporta sutilmente a una magia a la vez familiar. A tu dulce mirada sumergida en un letargo inconsciente al reír con frescura.
Tu boca mi centro de atención. Un vaivén hipnotizante. Salimos, entramos y bailamos esperando un show que no se presenta hoy. Y tú repitiendo una y otra vez que este lugar siempre se llena.
Por fin huimos entre risas del lugar. Caminamos despacio, sin prisa. Tu cabeza en mi hombro, tu mano en la mía.
Nos abandonamos un momento bajo las sombras de la calle oscura y después de unos segundos que parecen eternos nuestros seres se conjugan en una comprensión total e infinita; y a punto de decir algo estúpido me detengo y sonriendo te llevo a tu casa.
Ayer compartí una noche por demás rara pero dulce con aquella extraña que sorprendentemente dejó de serlo hace algunas horas para convertirse inexorablemente en mi amiga.

sábado, 20 de diciembre de 2008

La Navidad es...

No se engañen cabrones esto realmente es la navidad:
De mis mil y una navidades en este país jodido. Disfrútenlo.



Texto sacado de el periódico El Gráfico, de la sección escrita por G. Castellanos llamada MANUAL PARA CANALLAS. Dic. 08.
Yo solo puse mi voz y las imágenes ojalá les guste.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

El vagabundo y yo.

Hoy vino un vagabundo y al mirarme vi la más profunda miseria a la que el ser humano puede acceder por voluntad propia.
Me di cuenta que no todo es la voluntad, ni dinero, ni dignidad. Algo de humanidad se asomó en su boca desdentada al sonreírme perdida y llanamente.
Nos miramos largo rato en silencio fumando un cigarrillo y cada bocanada me convenció que el no pidió ese destino. Su corrompida voluntad lo llevó a convertirse en una masa inerte. Un cuerpo que solo se guía por sus instintos primarios.
Drogándose todo el tiempo. Bebiendo. Tratando de borrar su vida.
A mucha gente le importa un carajo lo que les pasa a los demás. Claro, en este caso no se espera menos pues este tipo de personas casi siempre creen que les debemos algo. Exigen. Cuestionan. Deambulan.
Pero hoy se acercó a mí y amablemente me pidió que le sacara una astilla de su mano.
Fue un momento extraño sentir que lo ayudé un poco. Más aún estrechar su mano con mera camaradería. Fue algo cálido.
Hoy al mirarme en el reflejo de sus ojos verdes una milésima pero a la vez enorme parte de mí lo comprendió. Después de todo quién se cree el mundo para juzgarlo. De vez en vez hasta de lo más profundo de la cloaca se pueden mirar las estrellas.
A lo mejor era un genio. Quién sabe. Es una de esas cosas que no esperamos y que nos vuelven más humanos.
Brindo por eso.

El amor apesta.

Pasa de la media noche y tú acostada en tu cama deprimida. Fue un largo día en el trabajo y además se fue la luz.
Tienes días esperando una llamada que tarda demasiado en llegar
Piensas una y otra vez.
Nada en lo absoluto ha pasado desde que rompiste con él.
La magia se va de a poco y aquello en lo que creíste fervientemente
Se desvanece junto con el humo del cigarro que fumas amargamente.
Decides salir a distraerte con un extraño que conociste hace días,
Regresas, duermes y el teléfono sin sonar.
Comienza a enfurecerte la idea de que la mayoría de los hombres solo haya jugado
Contigo para complacer su vanidad, su ego, su persona.
Vuelves a salir y regresas hasta tarde. Bingo. Cinco llamadas perdidas
Que hacen que tu ego maltrecho recobre fuerza. Pero estás molesta porque no
Escucharás de sus labios las palabras que quieres oír.
Tu orgullo desangrándose.
Tu voz ennegrecida por la desilusión.
El amor apesta te dices casi gritando. Rabiando engreída y furiosa. No me puede estar
Pasando esto.
No otra vez.

viernes, 28 de noviembre de 2008

Esa noche.

Anoche te veías radiante, coqueta. Llena de vida.
Me pareciste más hermosa aún que nunca antes. Te movías de un lado a otro y yo
Platicando. Fumando. Sonriendo.
Mirando la pena mortificante de un hombre que
Cometió el error de perderte por cobardía, conformismo y estupidez.
Su cara tan llena de una expresión de odio y repulsión.
Queriendo reflejar un orgullo idiota más que fingido. Pobre perdedor.
En medio de la música suave tú y tu vaivén seductor, tu sonrisa aún más perturbadora.
Charlas y charlas con tus amigos ignorando completamente a Don penas.
Continúo aquí y allá, saludando a los demás, charlando con otros, disfrutando mi bebida.
La velada subiendo de tono y Cara Triste cada vez más desesperado con tu indiferencia.
La concurrencia perdida ante el encanto de las canciones de José Alfredo.
Sigo bebiendo y riendo limitándome a verte de lejos. A esta hora me parece graciosa
La huida de Mr. Loser hace unas horas.
De verdad había pensado mucho lo que podíamos llegar a hacer juntos y hasta me
Parecía encantador, algo raro pero increíble.
Volver a despeñarme de tajo a brazo y pulmón abierto en los brazos del amor,
Que seductor.
Mi mente de repente transportada a un lugar inexistente, a un silencio ensordecedor.
Una oscuridad que penetra en lo más profundo de mi pecho.
El corazón corriendo a toda velocidad sobre la autopista. Una sonrisa de idiota en la cara,
Bastante familiar por cierto.
Ojalá me hubiera podido mirar al espejo esa noche al notar que besabas a tu amigo
Del colegio y abrir los ojos a la realidad.
Fue como un choque de autos: Inesperado y abrumador.
Un golpe fuerte y seco. Los músculos tensos. El ruido de las ventanillas estallando.
La ilusión saliendo por el parabrisas
Matándose instantáneamente.
Comprendí que las cosas siempre pasan por algo y mi corazón
A pesar de los piquetitos de los vidrios enterrados reconoció que fue lo mejor que pudo
Haber pasado en mucho tiempo.
Simplemente se resignó a algo que él sabía. Una derrota sin derrota.
Lo hacías por MIEDO…
A perder la noción de tu persona. A sentirte como hace tiempo no lo haces.
A perderte al encanto de mi voz. A recordar en carne viva lo que es el verdadero
Amor. A sentirte de repente acorralada, temerosa de que yo te hiciera algún daño
Irreparable.
Y te comprendí en silencio.
Hasta me atreví a felicitarlos a los dos.
(Aunque ahora después de un tiempo me sabe más a tu venganza)
Esa noche se rompió para siempre una pequeña parte de mi consciencia y mi yo.
Y seguí mi vida con la misma sonrisa de siempre.
Visitándote, riendo, fumando, tomando. Ir y venir. Verte reír.
Aún te ves radiante, coqueta y llena de vida.
Y nosotros: Amigos como siempre y fieles como nunca. Siempre con gestos gentiles y
Despreocupados. Siendo yo el más feliz al verte feliz.
Pero al mismo tiempo conteniendo este cariño, tomando de nuevo mi lugar.
Para no demostrarte jamás
Que algún día estuve perdida y tontamente
Enamorado de ti.

jueves, 20 de noviembre de 2008

Desapercibido.

Es de noche, salgo lo más pronto posible de casa para abordar el metro,
me has hablado tantas veces por teléfono para vernos.
Subo.
Bajo.
Transbordo.
Subo.
Bajo.
Llego a tu casa y bajas a recibirme, me esbozas una sonrisa dulce y sincera, besas
mi mejilla y subimos las escaleras, platicamos de tantas cosas y ries,
estás contenta y yo feliz.
Hemos pasado tantos años juntos, vivido tantas cosas, te he visto llorar y reír,
nos vemos, nos desaparecemos y zas de pronto estamos en algo.
Es chistoso como de repente te vez espectacular yo me siento como tonto,
llamadas, sonrisas, viajes...
Te ves tan bien cuando me miras y caigo fulminado por tu encanto, no puedo apartar la
vista de tí. Cigarro?. Hola!.
Músicay mi corazón bailando al compás, de un lado para otro, estoy más q contento
y sólo por tí.
Ojalá unanoche pudiera robarte en mis sueños para poder llegar a las estrellas
y bajar lento, sublime hacia una felicidad decorosa.
Soñar. Que más se puede hacer cuando sientes algo asi.
Aqui vamos de nuevo, abrochen sus cinturones.

lunes, 3 de noviembre de 2008

Algún día.

Sales de la escuela y yo aqui trabajando
me hablas por teléfono y yo perdido en el timbre de tu voz
veo los pájaros volando alrededor de aquel árbol
que lejos y que tan cerca se escuchan los latidos de tu corazón.

De tu voz tan ingenua, de tus lamentos ausentes.

Un día escribiré un poema para tí donde no mencione el
nombre de las flores, ni enuncie mil frases de amor, ni mencione al aire ni a la noche,
donde no te diga mas nada q lo que siento en silencio por tí.
Un poema q eluda al mar y a las estrellas.

Algún día te escribiré un poema que se limite a pasar los dedos por tu piel
y que convierta en palabras tu mirada. Sin comparaciones, sin metáforas,
algún dia escribiré un poema que huela a tí, un poema con el ritmo de tus pulsaciones,
con la intensidad infame de tu abrazo.

Algún día te escribiré un poema; El canto de mi dicha.

sábado, 1 de noviembre de 2008

Diario de un borracho / En busca de algo.

La noche es fría y mi nariz roja, he estado sentado aqui como árbol de navidad nosécuantosdiasynoches esperando en busca de algo, bebiendo ron barato. Fumando. Ahora es cuando me maldigo por haberle metido por el culo (junto con su sonrisa) la oferta de donpendejo en la tienda de rebajas cuando fui a ver lo de la calefacción. Hace un frío de los demonios y mi perro se pasea por la casa olisqueando, arrastrándose, se mueve de aqui para allá como gato en busca de algo, en el pasillo se escucha alboroto, risas de hombres y mujeres. Suben y bajan. Caen. GRITAN. Tocan la puerta. Me levanto a abrir. Es la señora del alquiler. Dice buenas noches y esgrimiendo la más estúpida de las sonrisas continúa -Le recuerdo Antonio que debe seis meses de alquiler y no puedo... blah, blah, blah. Porque ud sabrá que... blah blah blah. Asi que le ruego... blah blah blah... Después de diez minutos de puto sermón, se larga y azoto la puerta detrás de su culo gordo y grasoso y voy a la cocina por un encendedor. Abro la alacena y puta madre sale una pinche araña de esas patonas y recorre mi brazo!!! y yo comienzo a sacudirme corriendo y gritando por todos lados como niña y no consigo matarla. De repente siento sus horrendas patitas clavándose en mi cuello y horrorizado ante la mirada del solovino me revuelco por el suelo como si de un ataque epiléptico se tratara. Qué pensarían ahora aquellos viejos borrachos del bar que presumían de la fama del violento Hoëk, el hijo de puta sin corazón que no le temía ni al mismo demonio empinado!. Listo creo q ya está. Volteo. Fido con las orejas paradas echandome unos ojos de quepuuuto. -Que güey son ejercicios para quitar el pinche frío cabrón! le digo mientras me levanto y sacudo la ropa -Lo que pasa que eres un pinche perro inculto! Ha! mira nomás este cabrón. Voy a buscar a la recámara el encendedor y por fin debajo de las cobijas encuentro uno. Prendo mi cigarro y me siento en la sala con mi libretita amarilla y mi pluma dispuesto a escribir algo decente.

Pasan algunas horas y nada. El Ron agoniza y rintintín lamiendo de unas botella de cerveza en el rincón. Necesito concentración. Dos moscas vuelan cerca de mi cabeza y las alejo. Una se para en mi mano. Vuelan en circulos y pasan cerca de mi oreja una y otra vez. Tomo del vaso y le chupo a mi cigarro. Ideas van, ideas vienen. Silencio. En el pasillo se escucha un silencio sepulcral. Más ron. Me asomo por la ventana y en la esquina un auto se mece frenéticamente, uta tan cojiendo bien sabroso y tú aqui encerrado como pendejo. Tocan a la puerta. Puta madre!. Ofuscado me levanto y al abrir no hay nadie. Me hierve la sangre y hasta me mareo al gritar fuera de mí DEJEN DE ESTAR CHINGANDO PENDEJOS IDIOTAS HIJOS DE...!! y al voltear hacia abajo veo una figura dulce, es la niña de la vecina del 3 -Aquí estan estos taquitos de pollo con mole (o mole con pollo?) que le manda mi amá por lo del bautizo de mi hermanito. Controlando mi respiración agitada mi tembloroso brazo toma el plato, sólo alcanzo a decirle muuuuy bajito gracias bonita, sale corriendo, cierro la puerta y elmejoramigodelhombre¿? con sus miraditas otra vez. -Andale güey ora no te doy de tragar pa q se te quite. Saco otro cigarro y lo fumo serenamente. No es posible. Voy por otra botella de ron mecánicamente y sigo bebiendo. Después de un rato por fin comienzo a escribir y recién estoy haciéndolo cuando se abalanzan contra mi cabeza las dos pinches moscas de hace rato! Agarro el peródico y suelto con toda mi furia un chingadazo seco q deja a una en el piso convulsionándose. Pinche suerte tengo con los insectos, a veces no es necesario que sea "alguien" el que te joda sino "algo" q esté vivo.
La otra que se me peló me mira desde el foco y yo también la miro muy serio. Tenemos algo en común acerca de la vida y es que ya no nos queda mucho tiempo a ninguno de los dos.

miércoles, 29 de octubre de 2008

Bosquejo de media noche.

Mi cuerpo entre sábanas relamidas;
Dentro de mi sueño profundo
La suave brisa tropical entra por la ventana.

Un cuerpo femenino
Se mete en mi cama
l-e-n-t-a-m-e-n-t-e.

Oscuridad.
Su mano tibia
Me acaricia trémula
Mientras me besa el cuello.


Mi piel erizándose al contacto de sus labios.
Éxtasis recorriendo desenfrenadamente mí
Torrente sanguíneo al compás de la lluvia;
Que atisba serenamente las calles empedradas
Rodeadas de leones.

Su aliento suave sobre mi nuca,
Mientras acaricia suavemente mi pecho;
Estelas de aurora rocían el sendero marchito del cementerio.

Un susurro en mi oído.
¿Has oído la voz crucificada de lo desconocido?
Un árbol en llamas.
Un francotirador apunta a nuestra ventana
Mientras un gatito maúlla en el ennegrecido aire fuerte.

Nuestros cuerpos enredándose al ras del crepúsculo,
Dejando pasar el tiempo
Trasnochado por el frío cálculo
Matemático
De la razón.
Una radio
Deja escapar una vieja melodía…
Acerca de una historia de amor,
Un romance sutil y
Eterno,

Entre mi soledad
Y yo.

Luna.

Oh Luna.
Tus ojos, tu boca, tu cuerpo,
Ya no están aquí,
Se han unido a la gran cena
Convertidos en ángeles.
Bajo el cielo nostálgico de una noche de verano
Has dejado tu piel como refrendo de tu dulce estadía y
Has pagado la cuenta de tu inocencia por adelantado.

Palabras dentro de un minuto,
Luchando entre sí para subsistir,
Un susurro escapa de tus labios,
Dices que me amas pero
¿Morirías por mí?...


El vaivén de las olas me arrulla, sangre negra bañando tu cuerpo,
Las estrellas esfumándose calladamente sobre el cielo azul,
La brisa del mar, la espuma de las olas,
Arena en mis zapatos,
Tu piel sobre mi piel,
Tu boca en mí boca.
Si.
Creo que lo lograste.

Estoy arriba, Al amanecer.

sábado, 25 de octubre de 2008

Al amanecer.

Esta noche
Tu piel suave se desliza sobre la mía
A la orilla del camino a la ciudad,
Miles de luces son testigos de nuestra entrega
Silenciosa tan llena de desesperación.

Tus labios me van robando poco a poco
El aliento pidiendo ser comprendidos,
Ser amados un instante,
Para aliviar el peso que inertemente llevas a cuestas
A través del tiempo,
Para curar tus heridas
Y encontrar de nuevo el camino a tu paz
Interior,
A tu fortaleza.

Irradiando esa maravillosa coquetería
Que llevas por dentro y por fuera
Para sentirte finalmente libre.

Te acaricio y sonríes desbordando la alegría
Que tanto me hace falta,
Disfrutando cada partícula de segundo
Que se escapa inevitablemente
Debajo del cielo estrellado.

Demostrándome que la vida es solo una recopilación
De instantes que jamás volverán,
Preciosos momentos que no debemos dejar pasar.

Me susurras al oído y hueles mi cuello,
Cerrando los ojos te acercas a mi pecho
Y te quedas ahí, escuchando en silencio
Los latidos de mi corazón;
Y yo me dejo querer porque te necesito,
Porque me necesitas…
Porque ambos queremos
Ser rescatados de este abismo
Que nos mete poco a poco
En una amargura calcinante y febril
Que nos cala hasta los huesos.

Porque necesitas sentirte protegida,
Deseada y amada,
Porque quiero hacerte feliz
El tiempo que estemos juntos.

Te meto entre mis brazos
Anhelando el tiempo
Suficiente para conocerte,
Para entregarte todo lo que necesitas.

Me besas dulcemente
Como si no fuera a haber un mañana,
Como si se te escapara la vida poco a poco,
Como nadie me ha besado antes;
Y siento un frío inexplicable
Al mirar tus ojos,
Un sentimiento indescifrable
E incomprensible en mi corazón que me llena
De una incertidumbre
Inquietante.

De una angustia que te encargas de apartar con tus
Manos suaves sobre mi rostro,
Sellando en secreto un pacto entre nosotros
Para no olvidar
Que esta noche
Y por siempre
Nos pertenecimos el uno al otro; Al amanecer.

En la esquina.

Pasado el mediodía camino rumbo
A tu trabajo,
La plaza del pueblo está habitada por hombres y mujeres.
Manos curtidas y bronceadas por el sol
De tierra caliente.

El reloj de la iglesia marca las dos y media de la tarde
Y el calor embriaga las calles tan viejas como el mismo sol.

Bajo lentamente a través de la calle principal
Ante la mirada curiosa de la gente, finalmente te encuentro
Tan radiante y alegre esperándome,
Te robo un beso, salimos caminando sonriéndonos y
Damos vuelta en la esquina para perdernos entre las calles.

Platicamos cálidamente sobre banalidades,
Nos abrazamos y nos besamos largo rato, tanto que pierdo la cuenta
De los besos que te he robado,
Me pierdo en tu sonrisa y río de tus vivencias semanales,
Te cuento de mil cosas mientras el tiempo escapa
Pavorosamente.

A veces el silencio sutil en el que te sumerges
Aviva aún más tus ojos negros;
Y yo solo te abrazo y me pierdo en tu piel trigueña
Mientras beso una y otra vez tu mejilla.

Sigues siendo aquella niña consentida y mimada que conocí,
Pero lejos de incomodarme pareciera que te sigo
Malacostumbrando a mí presencia
Tan condescendiente.

Que importa, dentro de dos semanas seguiremos en
Esta esquina sumergidos en el mismo
Ritual que lejos de alejarnos nos acerca a un futuro
Incierto, quizá prometedor.

Pronto dejarás de sentir miedo y yo dejaré
De ser quizás el ingenuo aquel
Que perdió tantos amores para convertirse
Por fin
En vencedor.

martes, 14 de octubre de 2008

Susurros de un demonio.

Ira contínua
Mezcla de dolor y placer
Inicio de alguna etapa que me lleva lejos
que me saca del palacio del exilio

Los cazadores corren por la selva buscándome
entre los árboles
El eco de su voz se pierde para siempre
el volumen de la mía:
abajo
abajo
abajo

Histeria que envuelve mi mente
una mirada atrayente penetrante

Del otro lado del espejo roto
hay alguien q no reconozco

Me tiende su mano sonriendo
su boca profiriendo
susurros de
promesas vagas que no alcanzo a comprender
No!

Cierro los ojos huyendo y caigo trepidantemente
en un trance subalterno, en una realidad falsa
que me arrastra hacia la autodestrucción

Un destello un grito ensordecedor
me encuentro de vuelta encerrado en el calabozo que hiciste para mí
con tu aliento

Y las palabras que antes endulzaban mis oídos hoy
profieren un enorme odio
inyectando veneno a mis alas
obligándome a partir
a donde van los que caen de tu gracia

Renaciendo en algo que dormía en mi interior
En tu hijo...
El angel caído
El que reinará de ahora en adelante
en el reino de la desesperación
y la locura

Enseñando sus colmillos
q amedrentarán la voz crucificada de lo conocido
hasta hoy.

Esta noche veremos q sangre es más espesa

De ahora en adelante
cada noche ronronearé en tu oido
susurros de un demonio.

jueves, 9 de octubre de 2008

Cómo ser un gran escritor.


Tienes que cojerte a muchas mujeres

bellas mujeres y escribir unos pocos poemas de amor decentes

y no te preocupes por la edad y/o los nuevos talentos.
sólo tomá más cerveza más y más cerveza.

Anda al hipódromo por lo menos una vez a la semana
y gana si es posible.

Aprender a ganar es difícil, cualquier pendejo puede ser un buen perdedor.
y no olvides tu Brahms, tu Bach y tu cerveza.
no te exijas. Duerme hasta el mediodía.

Evita las tarjetas de crédito o pagar cualquier cosa en término.
acuérdate de que no hay un pedazo de culo en este mundo que valga más de 50 dólares
(en 1977).

Y si tienes capacidad de amar amáte a tí mismo primero pero siempre sé consciente de la posibilidad de la total derrota ya sea por buenas o malas razones.
Un sabor temprano de la muerte no es necesariamente una mala cosa.

Quedáte afuera de las iglesias y los bares y los museos y como las arañas sé paciente, el tiempo es la cruz de todos. más el exilio, la derrota, la traición,
toda esa basura.

Quedáte con la cerveza
la cerveza es continua sangre.
Una amante continua.


Agarra una buena máquina de escribir (ahora tu pc) y mientras los pasos van y vienen más allá de tu ventana
dale duro a esa cosa dale duro.

Haz de eso una pelea de peso pesado.
haz como el toro en la primer embestida.
y recuerda a los perros viejos, que pelearon tan bien: Hemingway, Celine, Dostoievsky, Hamsun.

Si crees que no se volvieron locos en habitaciones minúsculas como te está pasando a tí ahora, sin mujeres sin comida sin esperanza...
entonces no estás listo.


Toma más cerveza. Hay tiempo.
y si no hay está bien igual.

Charles Bukowski.

El retrete llamado mundo.

Cuando te pasas trece horas parado frente a un mostrador
sueles pensar en miles de cosas fascinantes o no.

Y poco después de un rato los muebles te murmuran a gritos
-eeh ve por una cerveza.

Volteas a ver los rostros de la gente q pasa por la acera.
TE ODIAN.
Vienen a tí para pedite un remedio "para esto, para aquello".
A quejarse de lo que les pasa afuera, regatean el precio de las cosas
como si fuera yo un vendedor de chácharas en la lagunilla un domingo a la una de la tarde.

Se quejan y maldicen a los laboratorios farmacéuticos.
Reniegan de los gobernantes, de la inflación y la crisis.
Maldicen a Dios por haberles dado una vida tan mísera y mundana,
porque mañana tienen que pagar las tarjetas de crédito.
Por que no tienen un buen auto. Y entonces siguen viniendo aquí conmigo a charlar sintiéndome
como cantinero en un bar.
Como moscas a la carne podrida.

Y los putos muebles murmurando a gritos -Ea cabrón que vayas por una cerveza!.
Camino al frigobar y destapo una modelo q vacío en menos tiempo del que espero.
Esto de la farmacia es un negocio endiabladamente difícil pienso sacando otra con extraordinaria facilidad.

Pasan las horas y no pruebo alimento, todo es extremadamente aburrido y yo con la mente en blanco.
Una viejecita se acerca en su silla de ruedas.
-Oiga joven no le parece éste un hermoso día?
Levanta la cara y me regala una tierna ¿? sonrisa...
Bueno creo que por hoy es lo mejor que podré conseguir del mundo.

miércoles, 8 de octubre de 2008

Adiós.

Veniste por la tarde con tu cara roja y tus ojos llorosos.
Levantaste una a una tus pertenencias en silencio.
Yo sólo te dirijí una mirada curiosa, como de gato.
Caminé de aquí para allá esperando romper el silencio incómodo que se formó en el cuarto.
Mi mente no podía dejar de sentir remordimiento.
Mi carne temblaba poseída por una angustia de la que pocas
veces he sido preso,
Pasaron los minutos, las horas agonizantes y tú inmovil.
Y yo inmovil.
De pronto te acercaste y te abracé.
Y lloraste incansablemente una y otra vez sobre mi hombro haciéndome sentir
la peor escoria sobre la faz de la tierra.
Nos besamos por vez última tiernamente y te dejé partir.
Esa tarde no solo un corazón se hizo pedazos también lo hizo mi voluntad.
Regresó la debilidad a mis piernas y cuando te fuiste lloré y lloré sin cesar
sabiendo que pronto todo estaría bien, que algún día te vería feliz al lado de un buen hombre
y no de este borracho amargado.
Lo que queda de tí es sólo para mí. Gracias x todo shikita...
Perdóname... TE AMO.

Adiós.

martes, 23 de septiembre de 2008

Desilución / Perdón (Para Paola)

Desilución.

Llegué a través de otras personas
Jamás escuchaste de mí,
Nunca imaginé verme en tus ojos con aprobación, nunca esperé que te
ilusionaras conmigo simplemente fluí como lo
hago ahora.
Sueño de pasión, de ilusión de algo inalcanzable, tu más dulce sueño
y a la vez tu más inesperada pesadilla, asi soy yo.
Fluyo contigo y sin tí aunque mis sueños los hayas brindado tú mi hermosa ilusión.
No puedo definir lo que soy, tú deberías hacerlo cuando te llevo del cielo
al infierno amándote como siempre lo deseaste pero no soy farsante...

Soy solo el sueño temporalmente hecho realidad detrás de tus anhelos,
una ilusión que no te llevará más allá de creer que soy el hombre idóneo para tí.
Que ironía soy un actor que no sabe actuar, un eterno enamorado del amor
que no sabe que hacer cuando su sueño se le presenta
cara a cara.
Cobardía?.... No.
Más bien soy el producto de algo que mi mente aún no describe
porque para tí jamás podría escribir algo que te llene.

Te amo y tal vez nunca llegues a comprender en que forma.
Lo siento pero es así, irónico tal vez pero asi soy yo
Un amor imposible...
Tu desilución.

Perdón.

Mi corazón roto sobre esta mesa
Mi voluntad vencida por el eco de tu voz
Nunca seré lo que anhelaste, jamás entenderé el suspiro de tu ansiedad,
de tu obstinación por hacerme entender.
Sólo sabré que estoy aqui vencido por mi propia voluntad para
complacer tu ego, tu idolatría,
Perdón por ser el brillo aquel que nubla "tu benevolente voluntad"
Perdón por ser tan débil, por ser yo, por ser tan tú...

Por ser aquel que nunca nuble tus sueños con su oscuro manto.

lunes, 22 de septiembre de 2008

El genio de la multitud.

Hay suficiente traición, odio, violencia
Absurdos en el ser humano promedio
Como para abastecer un ejército cualquier día
Y los que mejor asesinan son aquellos que predican en contra de ello
Y los que mejor odian son aquellos que predican amor
Y los mejores en la guerra finalmente son aquellos que predican paz
Cuídate del hombre promedio, de la mujer promedio
Cuidado con su amor
Su amor es corriente, busca lo corriente
Pero es genuino su odio
Lo suficiente como para matarte
Como para matar a cualquiera
Al no querer la soledad, al no entender la soledad
intentarán destruir cualquier cosa que sea diferente a ellos
Al no ser capaces de crear arte no entenderan el arte
Considerarán su fracaso como creadores sólo como un fracaso del mundo
Al no ser capaces de amar plenamente creerán que tu amor es incompleto
Y entonces TE ODIARÁN
Y su odio será perfecto, como un diamante resplandeciente,
Como una navaja, como una montaña, como un tigre, como cicuta
Su mejor arte.

Charles Bukowski.

domingo, 21 de septiembre de 2008

El jardín dividido.


Tarde-noche de domingo.
Estoy sentado en un bote fuera de casa.
El cielo mortecino dibuja la sonrisa del diablo en las nubes y el aire sopla bajo.
Las ramas se mecen, los grillos recitan sus poemas a la nada absoluta.
Hace tiempo fuiste a verme buscando nosequé.
Tu cabello negro ocultaba tu rostro ensombrecido, hinchado por los golpes de aquel hijo de puta.
Mantuviste mi corazón acelerado largo rato tratando de darte palabras de aliento.
En verdad me esforzé.
Me contaste de tu pena amargamente arañando mis sentimientos con tu voz.
Lloraste tanto que te quedaste dormida sobre el sofá y yo solo me quedé observándote.
Tan frágil, tan bella, tan desamparada de amor, nunca sentí lástima por alguien y ese día no fué la excepción.
Ese día sentí algo tan diferente...
Ternura, dulzura, un sentimiento encontrado en mi garganta q se ahogó mucho antes de poder darme cuenta.
Aquella noche que comprendí que te amaba como a una extensión misma de mi persona.
Que tonto fuí al no haberte retenido y haberte hecho entender las cosas.
Al día siguiente regresaste con él y tres semanas más tarde me enteré que moriste molida a golpes a manos de ese animal.
Jamás me perdoné el haberte dejado ir por esa puerta.
Jamás lo haré...
Esa mañana las hadas danzaron alrededor de tu cuerpo poniendo alas suaves donde antes hubo hombros para llevarte al jardín dividido.

Siempre lo he dicho:
"Es mejor incendiarse que consumirse lentamente".
Pero no así, no a tí. El viejo hombre tiene formas muy retorcidas de hacer las cosas.
De hacernos entender. Descanza en paz...
LIBERTAD.

jueves, 18 de septiembre de 2008

Viaje hacía la mente insana de un hombre.


Estando perdido entre los pasillos del inconsciente encontré a dos mujeres, una se llamaba justicia y otra libertad, les conté una historia acerca de la muerte de la inocencia y rieron como pequeñas niñas que se encuentran perdidas en la incertidumbre de un día cualquiera.
El asesino está en la carretera al amanecer, sus ojos vacíos rondan a través de las almas que vuelan entre la brisa liberadas por su mente insana, vacila un poco y las toma.
Polvo, seducciones en autos abren la mente, el ácido hace vibrar la parte más honda de la razón, es vasto el pasillo donde se pierden la música y las voces, el reino de las mentiras abre las puertas de la percepción, esto me está matando, estoy cansado de esta mierda, carajo un día de estos voy a matar a alguien.
Hay un cascabeleo que hipnotiza los rincones del deseo, las llamas se elevan llevando consigo un aroma que excita los sentidos, este lugar es todo, el alma comienza a elevarse hasta llegar a un estado donde comienzas a trascender, los ojos dejan correr pequeñas almas prisioneras que se deslizan a través de dos suaves montículos rozados, comienza la confusión, sin conexiones, este camino lleva al fin, comienzas a tener espasmos, pequeños destellos en tu mente y de repente puedes escuchar claramente la voz crucificada de lo desconocido, invocaciones, extrañas visiones llegan a tu mente, esto se está poniendo mejor, usa al mandala para ensanchar la atención, el mundo del útero y el mundo del diamante están a tu disposición, deja que el chamán te guíe, síguelo, cruza el mar, llega hasta el éxtasis en el valle del dolor, abre bien los ojos porque nunca tendrás el mismo viaje, eso es, lo haces bien, la adrenalina segregada por tu cuerpo te pone eufórico, tus músculos se tensan y terminas teniendo un orgasmo mental que agudiza tus sentidos y te sensibiliza, tu alma comienza a descender poco a poco hacia tu cuerpo mientras la música del rito se desvanece, el diablo anda suelto, anda, toma un descanso, vamos....te invito un trago.

jueves, 11 de septiembre de 2008

Enamorado de tí.

Las persianas entreabiertas.
Oscuridad.
Apenas encuentro las fuerzas necesarias para voltear a verte.
Tu cuerpo relamido entre las sábanas al lado mío.
Tu cabellera enmarañada, tu piel suave y tersa.
Tus glúteos redondos chocando conmigo...
Hace algunas horas irradiabas con tu magia el cuarto en medio de luces de colores.
Envolviéndome con tu olor fresco y tu coquetería entre tus brazos.
Tus besos desesperados.
Tus manos frías.
Tu ansiedad.
Confusión, sin conexiones.
Mi mente a punto de estallar.
Todo dando vueltas.
Tu risa.
Y luego una cabalgata salvaje entorpecida por los tragos de whiskey que bebimos antes.
Tu respiración agitada, mi pecho a punto de reventar. Tus uñas adheridas a mi espalda.
Después, un gemido ahogado entre espasmos que te dejaron aletargada sobre mi pecho.
Eso fué hace unas horas...
Pronto amanecerá y me levantaré en medio de un dolor de cabeza descomunal.
Lavaré mi rostro y miraré las arrugas que comienzan a amenazarlo en el espejo.
Han pasado tantos años...
Saldré a la calle y caminaré sin rumbo. Tal vez un día regrese a aquel local donde te veía pasar por la acera hace años.
Y esta mente vieja y borracha olvidará tu dirección para nunca recordar que alguna vez este corazón estuvo encaprichada y locamente enamorado de tí.

Diario de un borracho / Un sabado contigo y sin tí.


Tu voz chillante anuncia un reclamo que destituye mis planes sabatinos, salgo al balcón en calzoncillos y veo un perro olisqueando los árboles. Una señora madura lo pasea (más bien él a ella), da vueltas y vueltas buscando un buen lugar pero no caga, sonrío mientras bebo mi cerveza, la doña se ve las uñas tan pulcramente arregladas, sus ojos vacíos, sus mallones marrones; Y don cacas no encuentra el lugar adecuado para dejar su legado a este mundo vanal y enfermo, camino al refrigerador y sigues gritando, maldicíendome, agitando tus manos al cielo cual cavernícola ofuscada pegando de berridos mientras saco otra cerveza, la destapo y bebo un trago laaargo, orgásmico, no oigo no oigo tengo orejas de pescado pienso para mi mismo, salgo de nuevo al balcón, a estas alturas don caquín ya lleva la de gane con 3/4 de fuera y la ñora impasible... comiendo un negrito q sacó de su bolso, que pasión le imprime a cada mordida carajo!, lo devora tan rico que mi miembro se yergue ansioso, que puerco... pero q rico jejeje. Volteo hacia el parque, una joven corre atravesándo los juegos de los niños donde dos niñas se columpian pasivamente riendo y un anciano camina sin preocupación por la acera, tras él un chico con uniforme escolar corre vertiginosamente hacia él empujándolo, el anciano pegando un grito cae sin meter las manos y no puedo evitar gritar Saaaafe!! perdón me acordé cuando los Yanquis ganaron con esa carrera la serie mundial... aaah! (suspiro) me duele la cabeza, la cerveza se acabó, vemos de nuevo al amigo refrigerator, que desmadre hay en esta casa, todo tirado, trastes rotos, botellas agonizantes en el piso, escucho la regadera en la habitación, abro la puerta y encuentro: vacío... vacío!! No pues mames Susana donde están mis cervezas?! grito fuera de mí, -Las tiré todas por el caño lo siento cariño!!. -Maldita hija de... Salgo por el balcón y adivinen quién sigue ahi! Doña nalgas ricas meneándose por la acera acompañando a Cacagrande, me les quedo viendo, hago un cálculo matemático elevado a la putísimacienta potencia agarro vuelo y les aviento el envase de cerveza lo más certeramente que puedo (que alevoso) y hago blanco en la cabeza-lomo de Supercan que emite un aullido ensordesedor y arrastra a tetas grandes haciéndola correr sin control juar juar juar!! Puta madre no hay cerveza... Habrá que ir por más... volteo al cielo azul y me pierdo en la brisa al atardecer mientras el sol se oculta y que paz tan cabronamente feliz comienzo a sentir, ni siquiera hago caso cuando al largarte azotando la puerta dices con esa boquita de mamadora tan dulcemente -Nos vemos el viernes impotente, trata de no quedarte dormido la próxima vez quieres?. No, nada puede mermar esta sensación tan extrañamente familiar de un sábado por la tarde en mi balcón disfrutando del silencio que dejas al partir.

viernes, 5 de septiembre de 2008

Someday soon.

Un viaje de hace mucho tiempo...

video

Hacia un lugar que no esperábamos llegar.

Por cierto el Compita Tony soy yo en youtube algo así como mi alter ego... Esperen noticias pronto de este vato. Gracias por visitar mi blog!

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Evolucionar.

Evolucionar.

Tomar consciencia de q el paso del tiempo se desdibujaría, se despeñaría si siguiera tirado en el sofá sin hacer nada...

Brotando de repente, llevándome a un vórtice que me llevaría irremediable y trágicamente a una vida como la de los demás: cotidiana. Elijo lo que quiero no lo que los demás quieren.

Elegir algo trivial, seguir a los demás a quienes les dicen
Que hacer, que decir, que pensar?
Eso sería M-E-N-T-I-R.

Quiero trascender, quiero transmitir, me gustaría hacer cosas que lleven a cabo mi voluntad y diferenciarme de los demás pero porqué? para ganar mérito? no. Simplemente para comunicar lo que estos huesos adheridos a mi carne tienen en esencia:

P-O-E-S-I-A
Y nada más.

lunes, 1 de septiembre de 2008

Henry Chinaski y yo.


Llego por fin a los suburbios en mi van, a un edificio nauseabundo y podrido. Toco el timbre y se asóma el viejo más borracho que nunca, pega un alarido en señal de saludo, me avienta las llaves. Subo al tercer piso, las paredes marchitas, los helechos también. La puerta de su apartamento entreabierta, ahí está Chinaski bebiendo una cerveza al lado de esa flaca escritora, tan modosita, ríendo. Ella le pide que lea uno de sus poemas. Le ruega. Casi llora. Chilla. Él y su nariz roja. Ella y sus piernas flacas. Yo parado junto a la puerta. Venga viejo ebrio leenos algo escupo. -Pon tu trasero en el sofá y tal vez deje que me acompañes por la mañana al hipódromo. Pásame otra maldita cerveza y escuchen esto...



Elogio al infierno de una dama.

Algunos perros que duermen a la noche
deben soñar con huesos
y yo recuerdo tus huesos
en la carne
o mejor en ese vestido verde oscuro
y esos zapatos de taco alto
negros y brillantes,
siempre puteabas cuando
estabas borracha,
tu pelo se resbalaba de tu oreja
querías explotar
de lo que te atrapaba:
recuerdos podridos de un
pasado
podrido, y
al final
escapaste
muriendo,
dejándome con
el
presente
podrido. hace 28 años
que estás muerta
y sin embargo te recuerdo
mejor que a cualquiera
de las otras
fuiste la única
que comprendió
la futilidad del
arreglo con la vida.
las demás sólo estaban
incómodas con segmentos triviales,
criticaban
absurdamente lo
pequeñito: Jane, te
asesinaron por saber demasiado.
vaya un trago por tus huesos
con los que este viejo perro
sueña todavía.

-Nada mal para un viejo borracho y lunático eh...


Guardé silencio mientras ellos dos siguieron hablando de poesía, luego de un rato caí en cuenta que estamos en este mundo para hacer algo que nos haga trascender y el viejo cartero lo logró a su manera, nadie hubiera creído que ese viejo borracho llegara tan lejos, ni siquiera yo. Es bueno disfrutar de buena poesía, auque parezca tan retorcida. -Hey Henry pásame otra cerveza quieres...


14 de Mayo de 1975.

*elogio al infierno de una dama poema tomado del libro "Charles Bukowski 1", antología poética bilingüe argentina, editora AC, selección y traducción de Federico Ludueña. (OJO, SÓLO TOME EL POEMA LO DEMÁS ES AUTORÍA MÍA)





miércoles, 13 de agosto de 2008

Vacaciones made in México.



Llegar a encontrar la alegría que buscamos diariamente está cabrón, pero cuando llegan las vacaciones otro pedo, apenas muevo mis músculos, busco en la lap, selecciono, pucho play y ya está: La chica de Ipanema con el buen old blue eyes Frank Sinatra y me meto grueso en el trance de la playa, las palmeras, la brisa tropical y las olas del mar, claro sin las mujeres ofreciendo el aceite de coco y el "brody" lanchero queriendo subir(seles) a las gringas en la famoso Costa de Oro a dar el rol. La tarde muere junto al vaivén del mar verduzco (si, de verde quién chingados dijo q el mar tiene q ser azul), las chicas se deslizan en sus bikinis besando la brisa, riendo. A lo lejos en el horizonte nada más que infinito, tumbados en la arena estamos como cadáveres sudorosos mi soledad y yo, viejos cueros curtidos tostandose bajo el sol. Una rubia isleña paseándose de un lado a otro. Mi corazón latiendo suavemente. A mi lado una cubeta de Coronas que disfruto lentamente viendo a la gente jugando volley ball, uno que otro niño enterrándose en la arena y un cangrejo ebrio de amor correteando a otro. La rubia pasa junto a mí y ordeno una charola de Ostiones después de todo uno nunca sabe lo que podría pasar en este paradisiaco puerto, saco el bronceador y me lo unto con pereza, mi cabello enmarañado bruñe como el mismo sol sacudiéndose la pesadez del viaje tan largo en el auto. El celular muerto, nada ni nadie podría arruinar este inmaculado momento pienso mientras me levanto y sonriendo tarareo When she walk´s she is like the sun... Uuuuuu but I wach her so sadly ooooh can I tell her I love her...

Siento cada partícula de arena añadiéndose a mi piel, mis piernas blancas y flacuchas se estiran, mis brazos son una larga extensión de mí fluyendo hacía todas partes, mi mente despejada, mis movimientos frescos. Busco la calidez del mar y me adentro paso a pasito en el agua tibia, hasta la cintura, el viento de verano. Me catapulto con increíble agilidad de gato y nado mar adentro, ni siquiera me fatigo, volteo mi cuerpo y floto panza arriba muy quieto, las gaviotas vuelan hacia acá, hacia allá, el blues, la orquesta, el golpeteo del mar en mi cuerpo, todo es paz y serenidad, mi mente se pierde minutos, horas, siglos y yo sigo flotando sin rumbo fijo. De repente un silencio ensordecedor, un sentimiento inagotable e incomparable, yo y la naturaleza uno solo, lejos quedaron mis problemas, lejos quedó la miseria aunada a la sobriedad de la realidad angustiante en la ciudad, el mar las apartó de mí, se han separado esos parásitos y ahora se alejan mar adentro para perderse y adherirse a alguien más, pequeñas zabandijas latosas chupa sangre get away from meeee.

El sol comienza a ocultarse bajo el mar, pongo mi cuerpo vertical y nado hacía la orilla, llego victorioso a mi mesa y devoro hambriento los ostiones y bebo una cerveza de golpe, cientos de personas tumbadas a mi alrededor pasivamente, algunas muchachas borrachas bailan alrededor de una hoguera y uno de sus amigos talentoso creo yo toca en su guitarra una rola de los Flaming, mira nada más que sacrificio el mío estar aquí. Me acuesto revolviéndome en la arena como potro salvaje revolcándose para desentumirse, para sacar su brío; Y es que nada podría estar mejor, miro paciente como el sol se oculta del todo y cuando menos me doy cuenta mi cubeta está vacía, -Hey llamo a la Güerita tráeme otra cubeta por favor, más me trado en buscar mis cigarros que en lo que ya tengo la otra cerveza destapada en la mano junto a una sonrisa amable de "ojos verdes" isleña. Fumo dispersando mis pensamientos, buscando una idea, una buena para plasmarla en mi blog cuando regrese si es que lo hago algún día. Eso es lo de menos, mientras me pongo mi playera y sacudo mi bermuda, los tipos de la guitarra me invitan a integrarme y terminamos cantanto, emborrachándonos de alegría, parecen chilangos tienen cierto aire extraño o será familiar? anyway... Se terminan mis cervezas y empiezo a robar algunas de las suyas, hablan de una fiesta, hablan de mil cosas que no me interesan, que son de vallejo sepa, algunos se meten al mar y yo me quedo con tres de ellos un varón y dos chicas discutiendo la mejor opción para pasarla bien por la noche, ellas insisten en una disco mientras Mr Flaming y yo optamos por una noche bohemia, total nunca nos ponemos deacuerdo y decidimos arrasar con la otra cubeta y con la otra y con otra, las chicas están demasiado ebrias para salir, yo sigo extasiado por el churro de mota que rolamos despreocupados, dos de ellos duermen, yo sudando como pollo en rosticería y que más da lo que pase, de todos modos son vacaciones y yo tengo que regresar hasta dentro de una semana. Un par de gringos queriendose ligar a nuestras acompañantes, haciéndose entender estropeadamente a señas, nos invitan un buen whisky, yo paso, demasiado seco para mí ahora, fumo otro cigarrillo y "el trovas" se revienta unas rolas de Los Beatles, de ahi pasa por varios géneros y terminamos cantando unas de Jose Alfredo para esto ya estoy abrazado de Susana y él de Eva que a medias siguen nuestro canto brindando, empiezan los momentos de cariño, todos nos queremos como hermanos, que tú que yo que nosotros nos conocemos de siglos y nos caimos bien, no falta el beso de "amistá" entre los compitas de Vallejo y uno que otro albur y the best is yet to come... La playa luce desierta ahora no sé cuanto tiempo habrá pasado, que importa. Eva se aleja un poco con El flaco y comienzan a platicar sus cuitas, el de vallejo llora en el hombro de otro, El de la guitarra y yo cantamos Alma gemela y Del otro lado del portón, La persica y Caminos de Michoacán, Susana y yo bailamos muy pegaditos y me susurra noséqué al oído y yo si,si,si, -Pero deveras que tú... si,si,si, -No sabes cuanto...si,si,si. -Bla,bla,bla... yo también Susana.


Para esto ya tenemos una hielera repleta y no se ve el fin, bebo y bebo entablado, nos reventamos la cocaleta de los chaniques q resultó ser el plagio del plagio del plagio q q sé yo, solo bailemos, solo gozemos estas pinches vacaciones de poca madre ¿que no?, Susana se tambalea de un lado a otro pidiendo un cigarro, la isleña se ha ido hace rato y esos ostiones estaban calidad. Todos reímos, fumamos y apilamos los cadáveres sangrantes de cervezas con lenta pasión, algunos comienzan a caer, otros a desaparecer y nosotros cantando y bailando algunas rolas hippiosas de los sesenta, ¡Amor y paz! Susana besandome el cuello más borracha que nunca, que bueno que me comí esos ostiones! y de repente comienza a escucharse un riiiing, a chingas! riiiing... volteo para un lado y para otro, -No contestes papacito...reviso mi mochila riiiiiiing, perame, saco a prisa mis pocas cosas, riiiiing, es mi celular! pero como? que no estaba apagado? y contesto: Bueno? -Buenas noches joven me podría dar el precio de unos medicamentos?... -QUE?!... -Hablo a la farmacia verdad?... Y zaz!! todo se vuelve un vórtice de energía que me lleva trépidamente e involuntariamente de golpe frente al mostrador, un golpe tan seco que me confunde y solo alcanzo a agarrarme del teléfono mientras volteo confundido a mi alrededor... Si, estás de nuevo frente a la computadora a altas horas de la noche escribiendo en el blog s-o-l-o... Ni modo tan buenas que se estaban poniendo mis vacaciones. -Perdón señora digame el nombre de los productos...


Después de todo no se puede tener todo en esta vida, felices vacaciones a todos que yo ya regresé de las mías y seguiré aquí... Detrás del mostrador.


BIENVENIDOS A MI BLOG.