miércoles, 29 de octubre de 2008

Luna.

Oh Luna.
Tus ojos, tu boca, tu cuerpo,
Ya no están aquí,
Se han unido a la gran cena
Convertidos en ángeles.
Bajo el cielo nostálgico de una noche de verano
Has dejado tu piel como refrendo de tu dulce estadía y
Has pagado la cuenta de tu inocencia por adelantado.

Palabras dentro de un minuto,
Luchando entre sí para subsistir,
Un susurro escapa de tus labios,
Dices que me amas pero
¿Morirías por mí?...


El vaivén de las olas me arrulla, sangre negra bañando tu cuerpo,
Las estrellas esfumándose calladamente sobre el cielo azul,
La brisa del mar, la espuma de las olas,
Arena en mis zapatos,
Tu piel sobre mi piel,
Tu boca en mí boca.
Si.
Creo que lo lograste.

Estoy arriba, Al amanecer.