sábado, 10 de enero de 2009

Mi Dulce Muerte.

Camino entre los pasillos febriles
Del campo santo de tu mano,
Miro las lápidas olvidadas de los que ya no están y
Escucho correr agua de la pila seca y maltrecha de la entrada.

Hay tantas risas y llanto de niños
En el aire,
Tantos lamentos,
Tantas palabras vacías,
Tanta hipocresía…

Caminamos entre árboles marchitos
Y tierra oscura;
Y pareces una niña con esa sonrisa en tus labios,
Estás tan fría, tan pálida, pero a la vez tan hermosa,
Tan sutilmente inocente;
Y me miras rezagante de dulzura,
De deseo,
Tus ojos vacíos se pierden en los míos
Esta noche de luna plata.

Nos detenemos adelante,
Donde se encuentra una fosa recién cavada.
Me abrazas por el cuello besando mi mejilla,
Susurrándome al oído tu amor desmedido desde el día
En que nací,
Me besas apasionadamente robándome el aliento
De la vida,
Perdiéndome en un éxtasis tan exquisito,
Indescriptible,
Abandonándome en cuerpo y alma a tus encantos
A tu piel tan tersa, tan suave


Y me posees en medio de la nada absoluta,
De un vacío abismal.

Arrebatándome de la soledad,
Llevándote mi miedo,
Llevándome contigo.

(Suspiro)

Cuanto te amo.
Mi eterna amante...

Mi dulce muerte.

2 comentarios:

Devedian dijo...

Um, en verdad que no se que escribir ya que la tematica del escrito no es algo que me agrade en si, aunque me sorprendio mucho que tu escribas algo asi sin duda has progresado mucho en tu forma de escribir del hecho de empezar solamente escribiendo a partir de lo que tu sientes o sentias y plasmarlo en letras, y ahora que hasta historias y encuentros remotos nos relatas.

Im proud of you !

No se, yo no me entregaria a la muerte de ese modo, jamas.


Devedian~

wexoax dijo...

la muerte, de la que nos reimos a cada dia, pero a la que muchos tememos su venida.