martes, 21 de abril de 2009

Ciegos

Espejismo,
Dentro y fuera de la sala de espera,
dentro y fuera de mi corazón miro las cosas que no son y dejo ir las que están
esperando lo mejor de mí.

Matando ilusiones,
muriendo al mismo tiempo de pena y dolor,
porque soy como soy,
porque sigo un camino desolado.

Como los cangrejos caminando de lado y hacia atrás,
entre las rocas, al arrullo de las olas del mar,
despeñándome por ti por momentos.

Alejando mis pretenciones, matando la ilusión de algo que
se fué con el amanecer,
con las copas de alcohol que bebimos aquella noche.

La música fluyendo transitoriamente entre risas, sonrisas y demás.
Dejando ver o mejor de mí.

Pero jamás te darás cuenta y si lo haces seguiré siendo para ti solo el amigo incondicional,
Pues tu razón y tus motivos
tendrás para creer que las personas como yo no podemos
brindarte lo que necesitas.
Entonces dejo caer tierra para apagar el fuego que iniciaba,
como fogata de boy scout un domingo por la tarde.

Y ahora compartimos aquel sentimiento incómodo,
como cuando te entra el humo del cigarro en el ojo,

Sin comprender que cada quién a su manera,
"está totalmente ciego".

3 comentarios:

Devedian dijo...

Um :/
Creo que hay una diferencia sutil entre estar ciegos y hacerce "pendejos". Este silencio mortal.

Extranie Leerte.

Tepocate dijo...

se te extrañaba cabroni..... sigue con esa vena poetica....

wexoax dijo...

yeahhhhhhhhhhhh.
chido poema primo hechele de su ronco pecho